Olvídate del sushi, cariño.






I

Pasaba la hoja mientras la mañana nos miraba con ganas de escribirlo todo.
Ajusto la corbata recta negra, me coloco el saco y le coloco 2 botones pequeños en la solapa. “I Love Zombies” y “Warhol Not Dead” te gritan si te acercas lo suficiente. Lentes de pasta roja, enorme y cuadrada. Una cartera plateada de licor vacía. Los audífonos enormes colgados en el cuello. En la sala todos duermen en donde pueden. Varias personas en los sofás cubiertos de doritos, marcador y ron. Paso por encima de una chica vestida con una blusa azul y letras Chinas y aún con esos lentes persiana que brilla en la oscuridad. Intento no pisarla cuando se mueve a abrazar al pana andrógeno amante de Prada. Voy a la nevera saco un litro de Yougourt de guanábana y lleno medio vaso, luego le agrego el vodka que había sobre la repisa al lado del vacío de la Cerveza Zulia.

No tengo resaca ni remordimientos.
No tengo para el pasaje y ni ganas de volverte a ver.
Por eso mis ganas de seguir contigo se irán caminando.

7 y 30 de la mañana en alguna casa enorme de los suburbios Merideños. Abro una ventana, ya que jodieron la puerta de la entrada. Un trago del yogurt envenenado. Salgo al jardín y el fucking sol me noquea amarillo. La señora que pide plata en el semáforo me bendice con tanto fervor que de verdad lo sentí. No se escucha nada. La acera cruje bajo mis zapatos. Adentro empiezan a despertarse a darse cuenta de que se comieron toda la comida en la cocina, chocaron el auto y en la caja fuerte principal no dejaron más una bolsa de gomitas con papelito atado que dice xD.

II

Abren una puerta de metal y estoy en un apartamento o más bien deposito enorme. Los carajos en franelilla hablan de donde está el pana Luís Miguel, el que tenía que traer el último cargamento en la mañana. Yo solo estoy de visita, necesito hablar acerca de la custodia de un terreno de familia. Miro a mí alrededor y estoy frío. La paredes están forradas con armas de asalto tipo militar de alto calibre. En cajas de madera en suelo apiñadas hay armas cortas y granadas. Sobre una mesa de madera hay una enorme granada autopropulsable y cartuchos varios en cualquier lugar. Me miran de arriba abajo, ríen y dicen que me valla temprano porque la cosa esta candela y la ciudad esta echa un Maldito Caos. Converso, hago chistes comunistas. Me brindan una cerveza. Zulia es la marca; no me gustó. Dicen que si soy muy sifrino para beberla. Me indican que esta noche no salga. Hablan de desarmar sistemas de cómputo y violar sistemas de seguridad con cosas hechas en casa. 3PM. del día anterior, en alguna residencia enguerrillada, marginal y Radical. Suenan morteros. Es hora de irme. Me iras a buscar. En un auto que no es tuyo sino del viejo que te chuleas y el que me contaste que la viagra no le funciona. Tocan corneta. Eres tú.

III

Calipso.

Bailas como nunca lo habías echo. Afuera los junkies venden papel a 50 Lucas y perico a 30. Suena durísimo canciones de hip hop alemán, el antro esta full y en las pantallas hay gente practicando vodage y sado. Muerdes mi cuello suavemente mientras mis manos van cadera abajo internándose entre tu falda, poniéndose en contacto con la humedad de tus pantys de negras. Nadie te escucho gemir y aun así gritabas. El boleteo que te tanto te excita te deja con ganas como siempre. Nos avisan que tenemos que irnos, la guardia viene por la avenida ya que los comunistas acaban de destruir la FCU entrando a la fuerza. 11 con 05 minutos de la noche en el mejor antro malintenso de la ciudad.

IV

Estas burda de nerviosa, abollaron el carro en la parte lateral. Nos los encontramos de frente quemándolo todo. Partieron el vidrio de atrás. Te exijo que te calmes y me gritas despeinándote. Nadie está herido, los encapuchados ya están bastante lejos. Saco la cartera llena de ron y te ofrezco un trago. Aceleras rumbo a la urbanización. Tomas mis manos y dices vainas tipo globovisión.

V

Con los palitos tomas otro roll, me cuentas que el viejo está preso. Corrupción, blablabla. Que mañana irán a allanar su casa. Además la hija cumple 19 y esta noche iremos a su cumpleaños. Obviamente ella no sabe. Su madre le dijo que regresara a Milán una semana antes con ella, antes de todo este poco de rollos. Te dije que no me gustaba mucho este tipo de sushi, que preferiría una arepa y tu gritaste que me callara, que me lo estas brindando. Hago un comentario sobre lo que paso en las residencias, las armas y todo eso. Pareces interesada, bajas la mirada extraña. Un cuarto para las cinco de la tarde en la feria de comida del centro comercial fresa que tanto te gusta ir. Arreglas tu maquillaje y hablas de teñirte el cabello de amarillo. Me besas, sale humo de tanta fricción.

VI

Frenas el auto, terminas de besarme y estacionas. Apago las luces del carro. Nos bajamos. Algunos de los panas están bastante pegados y hacen comentarios idiotas sobre la política venezolana. Adentro de la casa de cuatro pisos se escucha drum and bass a todo volumen y gritos de una fiesta enorme. Entramos. Todos saltan y bailan, algunos caminan sobre las mesas y se bañan en ron. La cumpleañera está cubierta de torta y tú te vas con ella a conversar acerca de las clases en la universidad, de que van a hacer con el trabajo de método artístico y a preguntarle por su padre. Me siento en un sofá burda de lo rococó, mientras se me acerca un carajo recontradiva a hablarme de moda y otra pana con lentes de persiana fosforescente a ofrecerme sexo muy ebria. Me regala gomitas que dan de cotillón robandome un beso. Se acerca la madrugada. La puedes cortar si quieres.

Al rato camino por la casa mirando los cuadros en la paredes. Entro en la habitación principal donde me habían dicho que te vieron hace rato. Estás pegada al estante, veo que desarmaste tu teléfono carísimo y que hay cablesillos por todos lados, clips y ganchillos para el pelo en el mármol. Te asustas horriblemente. Tranquila soy yo, digo mientras tranco la puerta con seguro. Estas forzando la caja fuerte a las 2 am mientras todos brincan afuera como coyotes materialistas. Discutimos tan fuerte que casi llegamos a los golpes. Al rato lloras en mi pecho, Me miras como si te fuera degollar, haces silencio, hablas bajito.  Dices la verdad aunque no lo creas. fuck….estas embarazada. Y después decías que no le funcionaba la viagra. Escribes en un papel xD y me lo entregas. Salimos de la habitación y nos vamos al cuarto de huéspedes. Ya hay personas allí, demasiado borrachas y drogadas como para notar la tremenda felación que me practicabas en la oscuridad. Pude sentir la culpa llena de tu labial traspasando el latex aunque no lo creas. Te fuiste más temprano que yo, dormites en mi regazo por unas horas mientras hablabas de la playa y de la India. Son las 4 am y todos caen en manos de un morfeo electrónico y hedonista.

VII

Intentaba visualizarte mientras ajusto la corbata negra recta y pego los botones punks en mi saco. "mis ganas de seguir contigo se irán caminando". Me digo a mí mismo. Abro una caja de pizza y me como lo que queda cerca de las chiripas que bailaban sobre el microondas. Salgo por la ventana atravesando el jardín con su grama verde intenso. Van a ser las ocho, el sol está muy fuerte y la avenida está llena de restos de caucho quemado y piedras, ya se puede ver el humo. Observo desde la acera que sube un camión lleno de efectivos militares rumbo a la urbanización. Los agarraran despertando, no debieron haber dañado la cerradura de la puerta. La señora que pide dinero en el semáforo me bendice casi llorando tanto que pude realmente sentirlo, cuando en el envase de mayonesa que tiene le deposito 900 mil Bs. en billetes marrones. Pasaba la hoja, mientras la mañana me miraba con ganas de jamás escribir nada.

De verdad que necesito una arepa, mientras tú de seguro en el cafetín del Terminal estarás preguntando por sushi y que si te pueden dar como siempre medio litro de jugo de guanábana.








2 comentarios:

Je irréel ♥ dijo...

Ah :]
y esto me hace preguntarme si de verdad todo eso pasa en merida...

Amo leerte <3
^^
me hace pasar a otro mundo :]

Destructor de Mentiras. dijo...

Qe fino chamo. y la musiquita, ni se diga.

Usted se mueve en niveles diferentes, en todos los ambitos, a mi me parece una pelicula, ligada con una torta de ahuyama dañada, con un vaso de chinoto y la mejor toma de la parada de la otra banda.

M egusta.