SMS


                                                                                                                                           A Grecia S.



Acabo de verte entresueños.

Se me está haciendo recurrente
dormirme en los buces de Ejido y más si llueve.
un trayecto de seis a siete arrullado por el ronroneo del motor
los vallenatos cansados
y las conversaciones tenues sobre el vapor en el vidrio.

He vivido el cambio de Mérida
ese vuelco de la calma al vértigo.
De cómo ahora de día vibra con tanta fuerza
y por las noches tiembla como una osa dormida.

Me gusta sentarme a mírala desde arriba en la montaña.
parece como si todas las luces quedaran atrapadas
en esos triángulos que forma la palma abierta
para luego cerrase en un puño brillante.

Soñé que estaba con vos en un chinchorro blanco
y afuera sonaba con fuerza la costa sobre el rompeolas.
me despertó un panita que vendía galletas turcas
A tres por treinta y dos en quince. Le compré unas.

         me gustaría compartir ciudad contigo
                       *suenan las olas*

de seguro te esperaría afuera del trabajo
Para decirte: agarra pues y métele un mordisco
mientras las guardas para después
dentro de tu bolso con tachas.




1 comentario:

Daniela Nazareth dijo...

En esta ciudad no tiembla nada, nada.