Fandom*


Cuando el equipo táctico de captura enviado por la interpol francesa hacia Malawi entró por fin en la habitación de Jon Baptista Tunkara la calurosa tarde del 26 de febrero de 2018 no esperaba encontrarse con que cada centímetro de pared estuviese cubierto por fotos, recortes y dibujos de los ojos de Kylie Jenner. Los sorprendidos soldados apuntaban las linternas de sus rifles a cada rincón del cuarto, desde donde los observaban cientos de sensuales y almendradas miradas, distribuidas como un macabro collage desde el suelo hasta al techo del rancho. Tunkara, un hacker y estafador gambanés, se encontraba oculto en ese sombrío paraje de África oriental desde hacía unos cinco años; desviando fondos de ayuda internacional a cuentas fantasmas con las que sostenía ventas de oro en Panamá y Andorra. Conocido en la web profunda como ImKillJackNapier (en alusión al famoso Joker, personaje de los cómic de Batman), pocos lo conocían en persona. Los criminales que ayudaron a la justicia a dar con su paradero solo decían que se trataba de un negro insomne, flaco y de mal carácter, que no comía otra cosa que sopas instantáneas chinas y Coca-Cola de dieta. La policía encontró en su closet unas cinco versiones diferentes del conjunto blanco con botones dorados que usó Jenner en el Marie Claire’s Fresh Faces del 2016, una escopeta semi-automática calibre 32 y un centenar de cajas de fideos Maruchan sabor camarón picante ordenadas por internet. Varios meses después, cuando Inteligencia logró desencriptar los archivos de su PC, descubrieron que este había trazado un plan para interrumpir a distancia el procesador del automóvil del rapero Michael Ray Nguyen A.K.A Tyga (exnovio de la celebridad) y así asesinarlo sin levantar demasiadas sospechas. El caso ha reventado los tabloides y provocado alerta máxima en el seno de la familia Kardashian que, justo al momento de la redada, celebraban en Jerusalén el bautizo del quinto hijo de la familia West. El poeta y artista plástico Kenneth Goldsmith ha pagado una suma importante de dinero para obtener todo el tapiz de la pared criminal y planea exponerlo en California a finales de este mes. Jon Baptista, parco e inamovible, ha declarado a los medios que está dispuesto a entregar a otros como él, siempre y cuando en su celda haya televisión por cable.



____________
*Este cuento es parte de un reto en el que seleccionando al azar las palabras del TT decidí escribir una historia.
Los usuarios aletoriamente también me dieron algunas ideas, intentaré hacerlo con más frecuencia. 


No hay comentarios: